La premisa de la Medieval dinasty es simple: empezar como un solitario superviviente en la Edad Media y convertirse en el gobernante de una dinastía. Sin embargo, colocarla en una sola categoría no es tan fácil. El desarrollador Render Cube explica que “Medieval Dynasty combina los elementos más interesantes de varios géneros de juego”, a saber, simulación, estrategia, supervivencia, acción-aventura y RPG de mundo abierto, con facetas de cada uno de ellos que sustentan tu viaje desde el campesino hasta el señor.

Al reunir muchas de las mecánicas que normalmente se esperan de los grandes títulos de estos géneros, el proyecto es ciertamente ambicioso. Pero, si se hace bien, podría hacer realidad la fantasía de gobernar no solo un reino medieval, sino uno que has construido desde cero, ladrillo a ladrillo. No muchos juegos pueden ofrecer eso.

Tus primeros pasos en Medieval Dinasty

Tus primeros pasos para forjar un dinastía de renombre te situarán como un personaje humilde: eres “un pobre pero hábil cazador y agricultor dispuesto a tomar su destino en sus propias manos”. A partir de ahí, “empiezas a construir un pequeño puesto de avanzada en el mundo medieval y lo conviertes en una animada aldea”.

Los fundamentos de la supervivencia y los juegos de rol están claros desde el principio. Comienzas como este campesino “pobre pero hábil”, varado en medio de un denso bosque con dos dependientes: tu esposa y tu hijo. No tienes nada, en realidad, aparte de la ropa que llevas puesta y una botella de agua a tu nombre, que tendrás que llenar de un río cercano tan pronto como puedas. Comenzar una dinastía desde cero es un trabajo sediento.

Comienzas con tareas simples para que tu familia pase la noche, como buscar y encender leña, y encontrar y cocinar comida, en este caso, donada involuntariamente por un lobo cercano. Aquí no hay lujos. Además, en el proceso de hacer del lobo tu cena, salvas a un PNJ terrateniente de ser su cena. Será útil más tarde.

Tal vez no sea sorprendente que, dado que Render Cube cuenta con desarrolladores que trabajaron en The Witcher 3, las tareas siguen un formato similar a las de los juegos RPG como los CDPR, así como The Elder Scrolls y Dragon Age. Un simple registro de las misiones describe sus objetivos, que denotan éxitos y fracasos. Del mismo modo, los menús del juego, el sistema de gestión de inventarios y el árbol de habilidades de tu personaje serán cómodamente familiares para los veteranos de los juegos de rol con deliciosas UI, como Skyrim o Kingdom Come: Deliverance.

Simulador de supervivencia

El giro del simulador de supervivencia es que tus necesidades básicas, como el hambre, la sed y la energía, están siempre presentes en los sencillos indicadores de UI en la parte inferior izquierda de tu vista. Tu corazón late más fuerte cuando tu personaje se encuentra bajo estrés y la barra de su vida disminuye.

Una vez que las tareas iniciales de supervivencia se han completado y tu familia ha logrado dormir unas horas en la nieve y con el estómago lleno de lobos asados, es el momento de construir un refugio adecuado, y de estos humildes comienzos surgirá un poderoso reino, o eso dice la teoría. Por consiguiente, el segundo día de su odisea dinástica implica ir al bosque a recoger madera.

Este proceso es similar al de Stardew Valley: parece que puedes enjuagar y repetir simples acciones de recolección siempre y cuando mantengas tu energía (y en este caso, tus fluidos y tu estómago) a tope. Después de haber reunido algo de madera, es hora de empezar a construir. El punto de partida es una única granja, ofrecida por el PNJ cuya vida salvaste, aunque con un sorprendente grado de reticencia considerando que estaría pasando por las tripas de un lobo a estas alturas si no fuera por ti.

Sistema de construcción

La primera casa que construyes es prefabricada, elegida de un menú de acuerdo a tus recursos, y colocada en un lugar adecuado en forma de fantasma. Luego simplemente se agarra un martillo, se golpea para armarla, y voilà: la casa fantasma se solidifica. Lo mismo ocurre con las cabañas de conejos y otros artesanos con los que tendrás que poblar tu pueblo.

A medida que progresen, las artesanías, las tareas y la recolección de recursos se expandirán a su lado, me han dicho. Como es de esperar de un RPG, las armas mejorarán y se desbloquearán a medida que subas de nivel.

El feudalismo está en el corazón de la Dinastía Medieval, sin embargo, se ocupa una posición rara y privilegiada dentro de ella. Puede que seas un humilde campesino, pero no has jurado a un Señor. Como tal, eres el jefe de tu casa y el amo de un asentamiento en la Europa de la Edad Media.

Son las relaciones que forjas al traer trabajadores a tu incipiente reino, y la protección que debes proporcionarles a su vez, lo que hará crecer tu asentamiento hasta que pueda competir en un escenario más amplio, y prosperar aún más a través del comercio.

Pero todavía la demo no demuestra cómo será la mecánica de estrategia del Medieval Dinasty. Hasta ahora, el gameplay mostrado está más relacionado con los juegos de rol y las simulaciones de supervivencia, y no era demasiado complejo. Otro ejemplo viene cuando se interactúa con PNJ tiene múltiples opciones de diálogo, pero no da la impresión de que la conversación sea tan elaborada como en los videojuegos de rol.

Un videojuego ambicioso

Por lo tanto, la gran pregunta es cómo Medieval Dinasty dará el salto ha convertirse en un juego de rol, de supervivencia de construcción de asentamientos, del tipo que hemos visto mil veces ante en Ark y Conan Exiles, y que además incorpore una capa significativa de gestión y estrategia del reino.

Aunque hay una economía, comercio y un sistema de reputación en Medieval Destiny que desencadena parece que no hay un combate directo, lo que indica que hay más énfasis en el crecimiento de tu pueblo que en lo que ocurre en el resto del mundo en cualquier momento. Las estaciones cambian y los inviernos son duros; tendrás que planear en consecuencia para mantener a tu pueblo con vida.

Esto también sugiere que, cualquiera que sea la forma que tomen los elementos de estrategia prometidos en el juego final, el efecto será distintivo. La serie Action-RPG Mount & Blade cumple una fantasía similar de construir un reino desde cero hasta el punto en que se deben tomar decisiones estratégicas y de gestión, pero son inseparables del conflicto.

Los desarrolladores aún están perfeccionando ciertos aspectos de la jugabilidad de Medieval Dinasty, pero desde el principio, es fácil ver el atractivo para los fans de los juegos de rol y los simuladores. Hay un mundo abierto de la Edad Media para explorar, con bestias que cazar, un entorno interactivo que descubrir, cuevas que saquear y “acontecimientos y decisiones únicas con un impacto directo en la jugabilidad”, así como el desarrollo de personajes personalizados.

Hay incluso elementos que hacen Medieval Dinasty, parecido a los Sims con misiones, roles y progresos. Todavía hay mucho que ver hasta que llegue el videojuego pero no se puede negar que lo que promete es ambicioso. No hay una fecha fija para marcar en nuestros calendarios todavía, pero se espera que llegue en algún momento de este año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here